En la Casa de Yoga no solemos cantar las mantras de incicio y final, pero según la tradición se empieza la practica de Ashtanga con esta mantra. Las palabras significan:

Om

Rezo a los pies de loto del Gurú Supremo

Que enseña su saber, despertando la gran alegría del Ser revelado

Que actúa como médico en la jungla

Capaz de eliminar la decepción del veneno de una existencia condicionada

Ante Patanjali, encarnación de Adisesa, que con su color blanco, mil cabezas radiantes y su aspecto humano a partir de los hombres empuña la espada de la discriminación junto a la rueda de fuego que simboliza el tiempo infinito y una caracola que representa para él el sonido divino,

Me postro

OM